Pixabay

El otro

El niño de apenas un año y medio de vida se vio de pronto en el espejo. Pegó un grito y salió huyendo.

Era la primera vez en su corta vida que se enfrentaba a sí mismo, o al otro.

Solo él lo sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *